Actualitat

23/01/2017

Entrevista Jorge Vidal Quadras, miembro del patronato de la Fundació Acollida i Esperança: “Vivir de cerca la marginación y la soledad del VIH/sida cambió mi manera de ser”

jorge

Jorge Vidal Quadras es uno de los miembros del patronato de la Fundació Acollida i Esperança con más trayectoria dentro de la entidad. Empezó en el mundo de la acción social ya desde muy joven, de la mano de Sor Genoveva, Hija de la Caridad de San Vicente de Paul. “Con ella y con los demás miembros de la Obra Social de Santa Luisa de Marillac hacíamos acompañamientos médicos a personas con el VIH/sida así como visitas al Hospital del Mar o a los centros de atención primaria. También los visitábamos sólo por el hecho de pasar con ellos un rato y charlar. Para que no se sintieran solos. Para que vieran que alguien se interesaba por ellos.”

Hablamos de finales de los años ’80 y principios de los ’90, cuando el diagnóstico de VIH/sida era casi una sentencia de muerte. No había esperanza de vida, era una agonía lenta y dolorosa donde el miedo a lo desconocido y al rechazo se hacían muy presentes. Jorge Vidal Quadras recuerda aquella época muy dura de discriminación y hasta desprecio hacia las personas excluidas de la sociedad, y muy especialmente las que tenían el sida. “En aquella época, con el comienzo de mi vida laboral, dejo de hacer los acompañamientos al no poder comprometerme de manera regular al no disponer de mayor libertad de horarios. Pero algo en mi me decía que tenía que seguir echando una mano así que desde el despacho de asesoría fiscal donde trabajaba empezamos a ayudar con la contabilidad, con las inspecciones y los temas fiscales de los proyectos de la Fundació.”

Así es como en el 1993, cuando ya se constituye la Fundació Acollida i Esperança gracias al impulso del Padre Josep Costa, Jorge hace crecer su compromiso con la entidad y se encarga de la asesoría fiscal y financiera de la organización. “El grupo de gente que hizo nacer la Fundació me fascinó y un proyecto que se quería centrar en acoger y dar esperanza, que quería trabajar para acabar con esa marginación y esa soledad que yo había visto. Un proyecto que su objetivo no es curar sino acompañar, me parece fundamental en nuestra sociedad.”

jorge2

“El rechazo del sida, escuchar y comprender sus historias de vida, sus contextos –sigue Vidal Quadras–- y poder llegar a ser empáticos con ellos para entender por qué han llegado hasta ese punto sigue teniendo hoy la misma vigencia que entonces”. Jorge Vidal Quadras recuerda una historia concreta, la de un chico que acompañó: “Yo tenía unos 25 años y ese chico era homosexual y drogadicto. Nuestras charlas, lo que pude escuchar y el hecho de vivir de cerca la marginación y la soledad del VIH/sida, de ponerle cara, cambió mi mirada sobre la homosexualidad y la drogadicción”.

Decirle a alguien que vive en la exclusión social más severa y en la discriminación del VIH/Sida: “Tú eres persona y puedes convivir con los demás. Tú eres como los demás y aquí estamos para acompañarte, reconocerte como un igual”, esa idea es, para mí, el núcleo de la Fundació Acollida i Esperança. Y por eso sigo comprometido, y agradecido de formar parte de la entidad.”